LITIGIOS MARÍTIMOS


Los Tribunales Marítimos de la República de Panamá juegan un papel muy importante en el panorama marítimo mundial en torno al tránsito de naves por el Canal de Panamá, debido a la ventajosa posición geográfica de Panamá, y al flujo constante de carga entre los puertos terminales de Balboa en el Pacífico y Cristóbal en el Atlántico.

Patton, Moreno & Asvat es una firma líder en materia de litigios marítimos, representando a clientes importantes del sector a nivel mundial.

Secuestro de Naves

El secuestro de naves es regulado por el Texto Único de la Ley No. 8 de 1982 reformada, también conocida como el Código del Procedimiento Marítimo.

Las leyes Panameñas ofrecen ciertas ventajas respecto a reclamos que surgen de actos comerciales marítimos que pueden dirimirse en los Tribunales Marítimos Panameños. Normalmente, los reclamos son iniciados mediante el secuestro de una nave que va a transitar, o está en tránsito por, el Canal de Panamá. A una nave le toma aproximadamente ocho (8) horas transitar el Canal de Panamá y no hay posibilidad de dar la vuelta una vez se inicia el tránsito.

Debido a su carácter movible, una nave se puede distanciar de sus acreedores y de otros reclamantes antes de que éstos tengan la oportunidad de iniciar un procedimiento contra ella, o antes de que éstos tengan la oportunidad de obtener una orden de secuestro contra ella, quedando estos reclamantes y acreedores sin un método efectivo para cobrar sus reclamos. Gracias al procedimiento de secuestro de naves en jurisdicciones extranjeras estos acreedores y reclamantes pueden satisfacer sus reclamos en los Tribunales de países donde la nave arribe o navegue debido a sus operaciones.

Panamá comparte con la mayoría de las naciones marítimas la acción de secuestro.

Cabe destacar que La Jurisdicción Marítima en Panamá está separada de la Jurisdicción Civil, y sus reglas de procedimiento marítimo han sido adoptadas con el fin de establecer una acción más rápida y flexible que los tradicionales litigios civiles.

En Panamá, se puede proceder al secuestro de naves en tres (3) circunstancias, a saber:

  • Secuestro de una nave para obtener una garantía a fin de evitar que la propietaria venda la nave y deje a los acreedores sin bienes para ejecutar sus reclamos contra aquella;
  • Para obtener jurisdicción sobre propietarios de naves que navegan a través del Canal de Panamá o en aguas Panameñas;
  • Para ejecutar créditos marítimos privilegiados sobre la nave.

Es claro entonces que se puede proceder al secuestro a través de una acción "in personam" contra el naviero o una acción "in rem" contra la nave.

La selección por el acreedor en cuanto a qué procedimiento emplear depende de la naturaleza del reclamo.

Como regla general, el demandante siempre podrá recurrir al uso de una acción "in personam" con una petición auxiliar para una orden de secuestro contra una nave propiedad del demandado.

Las acciones "in rem" contra la nave con solicitud de secuestro solamente estarán disponibles en aquellos casos donde la ley aplicable reconoce un crédito marítimo privilegiado sobre la nave, o cuando hay una acción "in rem" contra la nave.

Los servicios de Patton, Moreno & Asvat en materia de litigios marítimo incluyen:

  • Reclamos de carga
  • Secuestros de naves
  • Reclamos de seguros
  • Reclamos de créditos marítimos privilegiados
  • Reclamos relacionados con contratos de fletamento
  • Reclamos por daños a la nave.
  • Reclamos por servicios prestados a la nave.

 

Contacto

María de Lourdes Marengo - mmarengo@pmalawyers.com
Maximiliano Quintero - mquintero@pmalawyers.com
Joaquín De Obarrio - jobarrio@pmalawyers.com