Nueva Ley de Defraudación Fiscal

Panamá reformó su Código Penal a través de la Ley No. 70 de enero de 2019 elevando a delito la evasión fiscal a delito penal, y precedente a la actividad de blanqueo de capitales.

Esta nueva ley adiciona el Artículo 254-A al Código Penal, el cual señala que: quien, responsablemente o por interpuesta persona, reciba, posea, deposite, negocie, transfiera o convierta dineros, títulos, valores, bienes y otros recursos financieros, a sabiendas que proviene de delito contra el Tesoro Nacional, con el objetivo de ocultar, encubrir o disimular su origen ilícito, o ayude a evadir las consecuencias jurídicas de tal hecho punible, será sancionado con pena de dos a cuatro años de prisión”.

De igual forma se adiciona el Capítulo XII denominado Delitos contra el Tesoro Nacional al Título VII del Código Penal, para adecuar la legislación en materia de combatir la evasión fiscal y el lavado de dinero, con lo cual se sancionará a los contribuyentes que incurran en defraudación tributaria por US$300 mil o más en un periodo fiscal.

También se indica que “quien en beneficio propio o de un tercero y con intención incurra en defraudación fiscal contra el Tesoro Nacional de la República de Panamá y afecte la correcta determinación de una obligación tributaria para dejar de pagar, en todo o en parte, los tributos correspondientes, será sancionado con prisión de dos a cuatro años”.

Dicha pena se aplicará “cuando el monto defraudado del tributo en un período fiscal sea igual o superior a los US$300.000.00, sin incluir multas, recargos e intereses en el cálculo de la suma”, y se aplicará tal como lo define el Código de Procedimiento Tributario.

Por otro lado, en los casos de sumas inferiores a la señalada, la competencia será de la autoridad tributaria.

Conozca mayores detalles, contacte a nuestro socio Ebrahim Asvat easvat@pmalawyers.com